El enjambrazón

928 33 23 46
El enjambrazón

Como expertos en el control de plagas en Las Palmas queremos dedicar este post a repasar las diferencias entre las termitas normales y las aladas. Veremos lo que es el enjambrazón.


Como ya vimos en entradas pasadas del blog, las termitas son insectos sociales que viven en colonias, los denominados termiteros. Al igual que las hormigas, están organizadas en castas y cada una tiene un cometido diferente. Las clases más habituales son: termitas obreras, soldados y reproductoras. Las últimas son las únicas con alas y las que, en consecuencia, protagonizan el enjambrazón. En Floresalud Control de Plagas Canarias insistimos en no confundir las termitas aladas con las hormigas también con alas. Las alas de las termitas son todas del mismo tamaño y de color oscuro pero las de las hormigas son transparentes. Y no sólo eso, sino que las de las terminas duplican el largo de su cuerpo.


El enjambrazón se produce de forma anual y lo normal es que coincida con la primavera. Se le llama también nube o vuelo nupcial. Se trata del momento en el que centenares de termitas aladas de los dos sexos abandonan el termitero con el objetivo de aparearse. Salen por los orificios construidos por las termitas obreras y protegidos por las termitas soldado. Como empresa de control de plagas en Las Palmas te recordamos que las termitas sólo pueden volar unos metros y que luego caen al suelo. La cópula se puede producir bien en el aire o bien al caer. Esto quiere decir que, si te topas con un manto de termitas muertas, tendrás que llamar a un profesional porque seguramente se trate de una infestación.